SKY LINE BARCELONA
25/01/2016

España ya está construída, ahora hay que rehabilitarla

El último código técnico que regula las bases de construcción de viviendas data del 2008, por esa fecha se construía en España unas 600.000 viviendas al año en las cuales no se contemplaba ninguna exigencia energética, ningún parametro de control de emisión de CO2, ni de reporte de ruidos.

 

Los tiempos han cambiado sustancialmente en los últimos 8 años, las fuentes energéticas ya nos son inagotables, las emisiones de CO2 tienen consecuencias fatales que se están manifestando hoy, por lo cual la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático que se celebró en París el pasado 12 de diciembre decretó unos parámetros que todos los países debemos cumplir y que de manera vinculante nos obliga a atajar el gran problema climático. De manera más concreta la Directiva de eficiencia energética en edificios es la principal norma europea dirigida a garantizar el cumplimiento de los objetivos de la UE respecto a la edificación, en lo referente a contención de emisiones de gases de efecto invernadero, del consumo energético y eficiencia energética y de generación de energía a partir de fuentes renovables.

Uno de los sectores que necesita más urgentemente atajar este problema son las edificaciones y viviendas ya que le corresponde el 40% del total de las emisiones de  los gases invernadero que produce la Unión Europea y sigue creciendo. La mayor parte del parque actual de viviendas en España no es eficiente energéticamente hablando, así que es fundamental la rehabilitación de estos edificios basados en fundamentos de mejora energética para conseguir Edicificios de Consumo Energético Casi Nulo (EECN).

Y ¿cómo se consiguen viviendas EECN? Estudiando como mínimo 3 puntos claves, y valorando las soluciones y propuestas más oportunas para cada caso.

Aislamiento térmico de la vivienda. Revestimiento de las paredes, techos y suelo como si fuese un termo para mantener la temperatura interna. Con especial incapié en los puentes térmicos.

Ventanas y puertas. Deben ser de calidad, haciendo uso de las nuevas tecnologias que tenemos a nuestra disposición en el mercado, con rotura de puente termico, cuidando el tipo de acristalamiento y la correcta instalación consiguiendo una óptima estanqueidad para evitar que se escape el calor o el frío.

Instalaciones térmicas destinadas a calefacción, climatización y agua caliente sanitaria. Mejorando el aislamiento de los equipos o suprimiendo los menos eficientes por calderas de condensación, sistemas de aerotermia e incluyendo nuevas fuentes de energía renovable como son la fotovoltaica, eólica, biomasa, etc.

 

Dentro de unos años estas reformas para conseguir edificios EECN dejarán de ser una recomendación y pasarán a ser una necesidad exigible a cada propietario.

 

COMPARTE ESTA OBRA EN TUS REDES