Sostenibilidad

Sostenibilidad

En Giro Inverso estamos convencidos de que una construcción sostenible supone una inversión y un ahorro a largo plazo. Por eso cumplimos todos los parámetros estandarizados para este tipo de construcciones.

SOMOS PARTIDARIOS DE LA CONSTRUCCIÓN BIOCLIMÁTICA

Todos deberíamos demandar este tipo de construcción ya que estas medidas de ahorro de calor y dinero nos benefician a nosotros y al planeta. Se reducen las emisiones de CO2 y no se depende exclusibamente de los combustibles fósiles.

Las edificaciones construidas mediante arquitectura bioclimática aprovechan al máximo los recursos disponibles en el entorno, como pueden ser el sol, el viento, la lluvia o la vegetación... De este modo se ahorra en el consumo de energía, se ahorra dinero y se disminuye el impacto en el medioambiente.

Diseñar y construir edificios aprovechando los recursos naturales

En la arquitectura tradicional siempre se ha tenido en cuenta el entorno a la hora de disponer los materiales y los elementos de construcción para perder el minimo calor posible. Ahora además empleamos nuevas tecnologías.

Hoy día tenemos los conocimientos para construir una vivienda 100% sostenible. Que aunque inicialmente requiere una inversión mayor, con el tiempo esta inversión es amortizada.

edificios aprovechando los recursos naturales

¿CÓMO CONSTRUIR UNA VIVIENDA BIOCLIMÁTICA?

Para conseguir una vivienda con estas características, hay varios aspectos a tener en cuenta como:

  • Manteniendo la temperatura mediante aislamiento y ventilación de los muros.
  • Aprovechar al máximo las horas de luz solar mediante una correcta orientación y distribución de las formas y espacios de la edificación.
  • Uso de materiales disponibles en nuestro entorno, que integraran la vivienda en el entorno, y abaratarán tiempos y costes.
  • La vegetación del entorno también puede contribuir. Si plantamos arboles de hoja caduca nos protegeran del sol en verano, pero dejarán pasar su calor en invierno.
  • Emplear energías renovables que no contaminan y no hacer gasto en combustibles fósiles.
  • Recliclar los residuos en la medida de lo posible: agua no empleada, en agua de riego, ...

Todas esta medidas redundarán en el beneficio de todos protegiendo nuestro medioambiente y ahorraremos dinero cada año.